REDACCIÓN SEO: Qué es y por qué es importante para tu web

seo redacción

Se define REDACCIÓN SEO como una técnica de escritura de forma optimizada para los buscadores. Es decir, vamos a crear contenidos con la capacidad de posicionarse de manera preferente frente a nuestra competencia en las SERPs. El SEO (Search Engine Optimization) es la disciplina que procura hacer tu página web más útil, tanto para los usuarios como para los buscadores, posibilitando aparecer entre los primeros resultados de forma natural (orgánica). Es decir, sin tener que pagar por aparecer.

Hoy no me quiero meter en profundidad en aspectos técnicos, pero explicado muy brevemente se podría decir que los resultados de una búsqueda se activan mediante el rastreo o indexación que hacen las «arañas» de la web al recorrer billones de opciones que, de alguna manera, responden a unas PALABRAS CLAVE que el usuario ha escrito en la «cajita mágica» de búsqueda.

Como podrás suponer, contar con una buena estrategia SEO es esencial para cualquier blog o web, ya que sin un texto optimizado, no tendremos ninguna oportunidad de aparecer en los resultados orgánicos de búsqueda por nuestra temática. Y por muy fantástico que sea nuestro producto y la web nos haya quedado preciosa, si no aparecemos en la primera página de resultados de Google, nos estaremos perdiendo el 90% de «clics». Esta premisa conlleva que las webs de empresas más potentes, que se pueden permitir destinar ingentes presupuestos a SEO, acaparen invariablemente los primeros puestos. Y pensaréis, sin recursos costosos como enlaces de primer nivel o inversión en VPS… ¿qué oportunidades tenemos los pequeños de alcanzar posiciones decentes?

Teoría de la «democracia» de Google

Google predica desde su púlpito la llamada «teoría de la democracia» que básicamente nos viene a decir a todos a modo de consuelo que si tu contenido es realmente bueno, aparecerás.

¡Yuhuu! pero… ¿ésto es cierto? ejem… desde luego que sí. Pero para las SERP (respuestas de Google) con más competencia puede ser casi misión imposible. De esta forma, la esperanza que nos queda a pymes y pequeños negocios es ganar la mano por calidad de nuestros contenidos.

De acuerdo a la teoría de la «respuesta del usuario», nuestro contenido debe responder al 100% a la necesidad del usuario que realiza una búsqueda. Pues bien, dentro de las técnicas calificadas como White Hat SEO (éticamente correctas), la creación de contenidos de alta calidad, con una redacción que optimice el SEO será uno de los mejores recursos que nos podemos permitir.

Antes de ponernos «al lío»…

Previamente al ejercicio de redacción SEO propiamente dicho, deberíamos fijar una breve estrategia de marketing que nos sirva de guía en nuestro contenido:

  1. Quién es nuestra audiencia, para quién escribimos.
  2. Objetivo de nuestro post. Definir el tono dependerá también de si se trata de un texto promocional, divulgativo, informativo de un evento, etc…
  3. Competencia orgánica. Analizar cómo y con qué términos se están posicionando nuestros competidores en el sector, y en consecuencia buscar posibles «huecos» que nos permitan atacar mejores posiciones.
  4. En busca de la keyword perfecta. Una tarea esencial será buscar, o mejor encontrar las palabras más relevantes para nuestra temática y evaluar su intención de búsqueda.
  5. Tipo de contenidos. Definir qué contenidos potencian nuestra temática y cómo adaptarlos a la arquitectura de la web, teniendo en cuenta los pasos anteriores. Debemos distribuir nuestros contenidos adaptándolos de forma lógica a la naturaleza de cada página (home, servicios, blog) para optimizar la experiencia del usuario.
  6. Calendario editorial. Planificar aspectos como la fecha de publicación o el orden de los contenidos en una página.

20 Tips para Redacción SEO

seo redacción

Y al fin nos ponemos a escribir de lo que nos gusta. Es habitual que cuando tenemos en cuenta el SEO de nuestra web nos obsesionamos con esas palabras clave que tanto nos ha costado encontrar… y el resultado es un texto tedioso para el usuario en el que se nos ve demasiado el plumero de nuestro objetivo.

Siempre digo que no debemos caer en la tentación de escribir para Google. Una buena redacción SEO está enfocada al usuario y no a complacer al 100% al famoso semáforo del Yoast.

Es más, los motores de búsqueda ya incluyen algoritmos perfeccionados, que valoran muy positivamente para nuestro posicionamiento parámetros como el tiempo de permanencia, número de páginas visitadas, pogo sticking y CTR (Click Through Rate o número de clics que obtiene un enlace). Estas métricas también van a definir si nuestro contenido tiene realmente calidad.

Encabezados y primer párrafo

1.- El encabezado o H1 de la página debe incluir la palabra clave y ser lo más llamativo posible.

2.- En el primer párrafo nos esmeramos para enganchar al lector, y por supuesto procuraremos introducir nuestra keyword o palabra clave.

3.- En resto de titulares (H2, H3, etc..) introduciremos long tails relacionadas con nuestra temática. Escribiré otro post sobre la importancia de estas long tails, pero resumiendo diríamos que son frases clave, menos importante que tu keyword, pero más fácil de posicionar porque tiene menos búsquedas… y recuerda que es más fácil posiciones muchas palabras clave poco competidas.

Enlaces

4.- Enlaces Internos: incluir un enlace interno en el primer párrafo y al menos otros 3 enlaces internos a lo largo del artículo.

5.- Enlaces Externos: incluir al menos un enlace externo a una web de autoridad.

Metatags y CTR

6.- Metatitle: Incluir la keyword para optimizar el snippet (formado por la URL, el titular SEO y la Meta Description). Nos podemos inspirar en los primeros resultados para esa palabra clave. También disponemos de plugins SEO que nos facilitan esta labor como Keywordtool, Google keyword planner, KW Finder o Ninja Search.

7.- Meta Description: Nos permite hasta 150 caracteres y es importante que sea llamativa y potencie nuestras palabras clave.

8.- Emojis ASCII: Google vuelve a rankear los emojis… ¡utilízalos! 👍😍▶💘

9.- Etiqueta canónical: Se trata de un fragmento HTML (rel=» canonical») que define la versión principal de una página diferenciándola de páginas duplicadas y similares. Debemos incluir esta etiqueta para priorizar la entrada que realmente queremos posicionar.

10.- Index o No Index. Indicar al buscador que indexe o no nuestro contenido. Hay páginas, como «Contacto» o «Maps» que no nos interesa posicionar, redirigiendo el tráfico a páginas más relevantes de nuestra web. Es decir, permitimos el seguimiento de los enlaces internos a estas páginas pero sin que Google por ejemplo analice el contenido. Las dejamos sin indexar para no diluir el tráfico de rastreo de los Bots de Google (Link Juice). Te puedes ayudar desde Search Console o con plugins SEO como el de Yoast.

11.- Categorías y etiquetas. Deben definir la temática del contenido lo más fielmente posible.

Densidad y Longtails

12.- La Densidad de un contenido hace referencia al número de veces que la keyword principal aparece a lo largo del texto. Mínimo 4 veces para 1.000 palabras. Search Console nos ayuda para revisarlas.

13.- Introducir sinónimos de la keyword, palabras relacionadas y palabras de la competencia a lo largo del texto. La versión gratuita de Keyword Magic Tool de SEMrush nos permite hacer hasta 10 consultas diarias.

Engagement

14.- Google valora muy positivamente aspectos como el sharing rate (tasa de intercambio), la tasa de rebote (el usuario abandona el sitio en la página de inicio sin interactuar con ella) o el tiempo de permanencia. Con Google Analytics podemos medir estos parámetros y optimizar nuestro contenido al respecto. En este enlace el blog «40 de fiebre» te explica como configurar Google Analytics

15.- Incluyendo vídeos, gráficos y banners, aumentaremos el tiempo de estancia en nuestras páginas y el sharing.

17.- Imágenes. Revisar su tamaño y peso y etiquetarlas (atributo ALT). A través del atributo ALT, el buscador consigue contextualizar nuestro contenido haciéndolo más accesible a los motores de búsqueda.

18.- Call to action. Incluir botones o banner del tipo call to action para mejorar la conversión. Lo ideal sería un call to action textual hacia la mitad del texto y algún otro tipo visual al principio.

19.- Afiliaciones Amazon y e-commerce. Si vendemos o promocionamos en nuestra web, hacer una maquetación de los productos en relación a nuestro contenido. Un cluster con productos mejorará la conversión.

Actualización de nuestros contenidos

20.- Mantener nuestros contenidos actualizados: hacer revisiones de textos, poner la fecha a día presente, renovar cluster de entradas desde la home (va fenomenal si tienes Orbital Theme) y redifusionar periódicamente en nuestras redes sociales.


Espero que estos 20 consejos de redacción SEO te hayan sido de utilidad. Solamente me queda aconsejarte que te tomes el tema del posicionamiento web como una carrera de fondo: perseverancia y calidad. Si te lo puedes permitir, tienes multitud de empresas que se encargarán de tu web, y en todo caso, siempre recuerda que…

Abrir chat
1
¿Hablamos?
👋 ¿En qué puedo ayudarte?